miércoles, 30 de julio de 2014

El asesinato de Napoleón.

Traslado de los restos del Emperador a Francia en 1840. J.B. Isabey.


"Muero prematuramente, asesinado por la oligarquía inglesa y su matón a sueldo". Napoleón, tres semanas antes de su muerte.


Después de ser derrotado en 1815 en Waterloo, Napoleón se entregó a los británicos porque esperaba de ellos  un trato magnánimo. En cambio, fue exiliado a una lejana isla del Pacífico sur, Santa Elena, una ínsula ahogada en la neblina y azotada en el verano austral por la tempestad y el viento con un ruido ensordecedor. Se instaló en una pequeña villa llamada Longwood House con un pequeño séquito de allegados, de los que destacaría a Henri-Gratien Bertrand, exmariscal de su palacio, su ayuda de cámara Luis Marchand y el conde Charles-Tristan de Montholon; un chaquetero que cambió de bando cuando Bonaparte regreso de Elba. Los dos primeros ya sospecharon del asesinato de su general desde el momento que su cuerpo fue exhumado en 1840, la ropa la tenía raída pero el cuerpo estaba bien preservado, lo que indicaba que Napoleón había ingerido dosis crónicas de arsénico. La autopsia oficial realizada por su médico Antommarchi y siete doctores británicos diagnosticaron la muerte por una úlcera estomacal cancerosa y ahí quedó la cosa. Sten Forshufvud, un odontólogo sueco, experto químico y toxicólogo, leyó en 1955 las memorias de Marchand y concibió la idea de que el Emperador había sido asesinado. Se enteró más tarde que un médico forense escocés, Hamilton Smith, había descubierto el sistema para detectar envenenamientos por arsénico analizando el cabello expuesto a una determinada radiación nuclear. Stern se dedicó durante años a buscar cabellos del difunto y los halló, ya que era costumbre de la época entregar mechones de cabello a los amigos y familiares  más allegados. Estos demostraron la misma secuencia en las curvas de su salud que describió Marchand. Según éste, desde septiembre de 1820 a marzo de 1821, el Emperador había sufrido seis graves crisis y los trabajos de Smith determinaron que en esos períodos tenía en su cuerpo hasta sesenta veces más arsénico de lo normal (se considera normal hasta un 0,8 por millón). Alguien le
 La primera tumba de Napoleón.
Charles_Tristan de Montholon.
La bella Albine.
estuvo suministrando arsénico en dosis elevadas pero no mortales, con una regularidad aproximadamente mensual. Cuando comenzó el investigador sueco a publicar el fruto de sus pesquizas recibió cabellos de varias épocas. Los análisis de los cortados en 1816 o antes mostraban períodos de envenenamiento elevado (hasta un 95 veces sobre lo normal) combinados con momentos próximos a la normalidad. Ocurría lo mismo con los cortados en 1818 y entregados como recuerdo a la familia Balcombe, en cuya hacienda vivió Napoleón los primeros meses de Santa Elena y que fueron luego, proveedores de los alimentos de la mansión de Longwood en la que residió desde 1816. Los Balcome abandonaron la isla antes del óbito del Emperador y ya su cuerpo tenía dosis del veneno más de lo normal. A ello debemos sumar el calomel y elemético tártaro recetado por los doctores, que combinado con las almendras amargas que tomaba el Emperador fue el causante de la úlcera encontrada en su estómago y que lo debilitó facilitando los efectos del arsénico. Su progresiva obesidad también se justifica por la toxicidad de dicha sustancia; el llamado síndrome de Froehlich, con distrofia adiposo-genital, caracterizada por un tipo específico de obesidad e hipogenitalismo (nada que ver con los enfermos que mueren por cáncer, extremadamente delgados). El doctor Forshufvud dedujo que el asesino era alguien que estuvo con él durante todo el exilio y que Bonaparte había ingerido la mortal sustancia através del vino que tomaba. Este venía embotellado desde Santa Elena,y cuando regaló a algunos de sus compañeros de destierro una botella de vino, también enfermaron misteriosamente algún tiempo. Pero como decía mi amigo Holmes, busca a quién beneficia el crimen y encontrarás al asesino. Para el investigador sueco no hay ninguna duda, el asesino fue Montholon. Tenía numerosos motivos y que, inexplicablemente, se conquistó el afecto de Napoleón mediante una campaña bien planificada. Era un aristócrata, por tanto, poco simpático a priori para el Emperador. Debía el generalato a Luis XVIII, que le ascendió durante la reclusión de Bonaparte en Elba, era por lo tanto un monarquico declarado. Intentó alejar al último médico, llamado Antommarchi, ya que era un experto patólogo que podría advertir el envenenamiento al hacer la autopsia. Alentó la administración de medicamentos nefastos para el paciente, la ingesta de emético tártaco y calomel fueron apoyadas por él. Tenía además las llaves de la despensa y estaba al cuidado de la bodega del Emperador, siendo el único que tenía alcance a dichos caldos y fue el único que no regresó del séquito cuando fue exhumado el cadáver del Emperador . Además su bella esposa Albine quedó embarazada en la isla y se rumoreaba que el padre era el mismo Napoleón, que solía coquetear con ella durante el exilio. La niña que tuvo en la ínsula recibió el nombre de Napoléone, un poco sospechoso, no creen.
Hudson Lowe.
Inexplicablemente, el investigador sueco descarta al gobierno británico que también deseaba librarse de tan molesto y caro huesped. La guarnición de la isla se triplicó y pasó a ser de 1000 a 3000 efectivos y su reclusión costaba la elevada cifra de ocho millones de libras esterlinas anuales de la época. El gobernador de la isla  Hudson Lowe era frío , severo, reglamentarista y le hacía la vida imposible al ilustre recluso. Incluso amenazó con un consejo de guerra al primer doctor que tuvo Napoleón, el doctor irlandés Barry O'Meara, cuando se puso de parte de su paciente. Incluso sabiendo del mal estado del prisionero, siempre boicoteo las noticias que salían fuera de la isla, falsificando las evidencias.
Forshukvud lo descartó como posible asesino ya que no tenía acceso al vino embotellado, y yo me pregunto, ¿no traían esos caldos los barcos ingleses? ¿no podían llegar ya manipulados?. Para mí Napoleón Bonaparte fue víctima de dos gobiernos, por un lado el británico y por el otro Los franceses borbónicos. ¿Ustedes qué opinan?.





No hay comentarios:

Publicar un comentario